Calidad : Opción acertada en Panamá

Indigenas buglé-Panamá

– Panamá CoffeeTrip-Idcoffeeelab – 
Ante los bajos precios del café, a mediados de la década de 1990, los productores de Panamá decidieron apostar firmemente en la calidad. Panamá tiene que ser el mejor.
Perseguir la excelencia valió la pena. Renacimiento, Volcan y Boquete son las 3 regiones productoras de café de Panamá, en la provincia de Chiriqui, en la frontera con Costa Rica. En los contrafuertes del volcán Baru ya la sombra de árboles nativos centenarios, los famosos gueisha maduran lentamente, sin prisa, pues el mercado espera que la naturaleza actúe acumulando los aromas y sabores exóticos en los jugosos granos de esta especie tan rara. Y pagan bien.
Suelos volcánicos, altitudes entre 1200 a 2000 metros, días cálidos y noches frías, cafetales sombreados por árboles de especies diversas favorecen la producción de calidad. Un fenómeno típico es el llamado bajareque que es una lluvia muy fina, como un spray, traída por el viento cuando está lloviendo en la costa caribeña. Si esta irrigación favorece la planta, por otro lado complica el secado de los granos.

En la finca Nuguo en Jurutungo, en Volcan, José Manuel Gallardo y la esposa producen café de la variedad gueisha que ha alcanzado premios de calidad. Ingeniero de formación, Gallardo dotó las camas africanas (terrazas suspendidas) de una cubierta de plástico para impedir que los granos sean mojados por el bajareque durante el secado. La solución parece dar resultado, fue de allí que salió el café usado por el barista de Estados Unidos que compitió en la World Barista Cup en Dublín, el año pasado.

En la región de Volcan, la familia Hartman es un ejemplo de sostenibilidad.
Para la cosecha cuentan con la mano de obra y la experiencia de los indígenas Ngäbe Buglé que tradicionalmente todos los años se transfieren de sus comarcas para hacer la cosecha de café en las diferentes propiedades.
Allí no es sólo la variedad guesha que es más producida. Los sabores y aromas de los maragojipes y pacamas atraen a compradores de todo el mundo.

En Boquete la Finca Elida, de la familia Lamastus, apuesta en una variedad que aún dará mucho que hablar.
La variedad Guesha enana aún no ha producido. El desarrollo de las plantas se acompaña con atención y la expectativa es grande.

Colabora Josiane Cotrim- Periodista

Especialista en cultura y historia del Café.

© 2018 IDCoffeeLab | ScrollMe by AccessPress Themes